El vídeo en la estrategia de la comunicación interna

Por Yolanda Ruiz Morueco (@yolandaRMorueco)

Las herramientas de colaboración (mensajería instantánea, VOIP) han mejorado de manera exponencial las comunicaciones entre personas a nivel global. El video se está convirtiendo en el contenido por excelencia ya sea en directo o en diferido y su consumo está aumentando vertiginosamente.

La escasez de tiempo, la facilidad para la comprensión del mensaje y el atractivo del medio han convertido al audiovisual en referencia para la información y el entretenimiento. Esta tendencia entra con fuerza en la Comunicación Interna (CI).

Y ¿cuál es el papel del video en la transformación digital?

Hoy en día, la transformación digital tiene entre otros retos el de potenciar las capacidades de trabajo de los empleados y por ende, lograr una empresa más eficiente utilizando todos los recursos tecnológicos a su alcance.

Se vuelve primordial una comunicación interna transversal, que consiga una conexión entre todo el equipo humano para mantenerlo informado y motivado.

No cabe duda que para abordar la transformación digital necesitamos gestionar el talento y recurrir a la comunicación audiovisual es una excelente opción.

El vídeo es un canal estratégico que llama la atención en un mundo sobrecargado de información, consigue  influir en las emociones de los empleados, permite cercanía, hace más eficaz el mensaje y garantiza su recepción.

El vídeo favorece la transversalidad, la viralización, la implicación, e incluso el team building.

Un repositorio de vídeos puede constituir la inteligencia colectiva de la empresa, por ejemplo si recoge experiencias y buenas prácticas.

Podemos destacar algunos ejemplos del uso del vídeo en la Comunicación Interna entre otros:

– Vídeos testimoniales: Una persona se pone frente a la cámara y de forma directa con los miembros de la empresa, comunica un mensaje claro y transparente.

– Vídeos motivacionales: Este tipo de vídeos están protagonizados por los miembros relevantes de la organización. De esta manera se logra generar una sensación de cercanía con sus empleados, por ejemplo al comunicar la visión o los valores de la compañía.

Por último, comentar que son muchas las  ventajas que se consiguen empleando este canal en la Comunicación Interna. Entre otras, incrementa el grado de identificación y empatía del trabajador, contribuye a la difusión de la identidad corporativa, genera un clima de confianza, elimina fronteras geográficas, contribuye a la comunicación 360, impulsa la transmisión de conocimiento y el intercambio de ideas y experiencias fomentando la innovación, el aprendizaje y el desarrollo del talento de los empleados.



Deja un comentario