El macroentorno y su impacto en la Comunicación Interna

Amado Fuguet / Venezuela

icon-linkedin icon-twitter

Tradicionalmente, el seguimiento del entorno ha estado relacionado más con los procesos de gestión de comunicación externa que con aquellos asociados a comunicación interna.

Pero tal paradigma puede ser limitante. La realidad es que para ambos procesos es relevante. Porque lo que ocurra en los distintos ámbitos del entorno inciden en la estrategia, la operación, la reputación e incluso en el clima y la cultura organizacional.

El macroentorno no se limita a lo económico. Incluye lo social, lo político, lo jurídico, lo tecnológico, lo cultural. También los comportamientos y mensajes del sector empresarial como un todo o sectorialmente.

Hay entornos estables, pero es lo menos frecuente. Lo que prevalecen son entornos complejos. Bien porque son competitivos y exigentes, o porque son hostiles e inestables, tanto que pueden asfixiar a muchas organizaciones.

La clave está en considerar escenarios, y dentro de ellos los riesgos que pueden poner a prueba los propósitos y el funcionamiento de instituciones o empresas. También para identificar las oportunidades que pueden aprovecharse.

La visión de mediano plazo da una dirección, un rumbo, que indica las líneas estratégicas que constituyen el paraguas de los objetivos que se traza una organización. Pero en un entorno de incertidumbres, hay que contar con planes flexibles que puedan ser objeto de revisiones que consideren las realidades situacionales. Y, además, deben diseñarse planes comunicacionales ante contingencias y crisis que puedan presentarse.

Los planes deben considerar la debida orientación a actores clave, sobre todo a los trabajadores, que justamente les permita comprender el impacto del entorno y las acciones que ante él se pueden desarrollar. Esto amerita justamente una mayor planificación de iniciativas comunicacionales, tanto preventivas como ejecutivas, para mitigar el efecto de la incertidumbre.

Si el entorno puede afectar las estrategias, las operaciones, el clima y la cultura organizacional, e incluso la imagen y reputación de la empresa, es indispensable una gestión efectiva de comunicación interna. La gente no solo necesita información, sino también orientación sobre el impacto de las tendencias y hechos del contexto en el que se desenvuelven. Y requiere ser escuchada.

El macroentorno y su impacto en la comunicación interna es el tema de la conversación que este jueves tendremos en #DialogusCI.

Para seguir leyendo más artículos de Amado Fuguet te invitamos a su blog: www.comunicacionycambio.com



Deja un comentario